12 activistas por los Derechos Animales detenidos en España

Doce activistas defensores de los derechos animales han sido detenidos esta mañana por la Guardia Civil, en una redada ordenada por el Juzgado de Instrucción de Santiago de Compostela. Las detenciones y los registros de los domicilios de los activistas de las organizaciones Igualdad Animal y Equanimal, se han practicado en las provincias de Madrid, Asturias, Vizcaya y Galicia, siendo los detenidos trasladados a los juzgados de Santiago de Compostela, bajo acusaciones de delitos contra el medio ambiente, desorden público y asociación ilícita.

El origen de las investigaciones, parece encontrarse, en la suelta presuntamente intencionada de 20.000 visones de la granja Visones Bermúdez, situada en Santiago de Compostela, ocurrida en noviembre de 2007, por cuanto que supondría un daño al medio ambiente.

Ambas organizaciones vienen denunciando públicamente las atrocidades, la privación de libertad y las matanzas de más de 300.000 visones cada año, por parte de la industria peletera Española. Así pues, estas detenciones suponen un claro ataque de esta industria, contra los defensores de los animales, por poner de relieve los horrores de una práctica, en la que están implícitos los gaseamientos, mutilaciones o el sufrimiento originado por la falta de libertad de los visones en las granjas peleteras.

Estas dos organizaciones, definimos nuestro activismo como pacífico, somos contrarios a cualquier tipo de violencia, dedicamos nuestros esfuerzos a la concienciación por los Derechos Animales, informando a la sociedad de las consecuencias del consumo de productos de origen animal y promoviendo alternativas para ello. Por otro lado, aunque nos declaramos al margen de estas sueltas de visones, no condenamos este tipo de actos, en tanto en cuanto, defendemos los intereses de todos los animales sean de la especie que sean, y porque ninguno de los visones utilizados en la peletería merece el destino de vivir y morir en las granjas de este país.

Como no tienen a nadie para imputar por las liberaciones de visones, han detenido a varios miembros de Equanimal y de Igualdad Animal en un intento de criminalizar el movimiento de derechos animales, como sucede en otros países europeos. Los lobbies de explotación animal y las poderosas multinacionales quieren frenar el movimiento animalista y a España está llegando ahora la represión.